Pensamiento Divergente

Por G.K.

          Y entre todas, la peor de las maldiciones ha sido siempre la misma. Para los que la conocen y los que no. Ya que, una vez que la conoces, sabes que afecta a todo y a todos, y no puedes apartarla de las cosas, de las personas; irónicamente se logra aplicar en cualquier momento de la vida como una crítica descarada para decodificar las emociones, las palabras, las letras, los sucesos, e incluso los labios del tiempo y de los hipócritas, que no son pocos. Es una linterna que alumbra en la oscuridad, incluso ese tipo de sombras que el ser humano simplemente no debería conocer. Lo bueno es que, como todas las blasfemias jamás creadas, el defecto se puede convertir también en su única cualidad, dependiendo de la persona y su capacidad mental, de su constancia y su tolerancia, de su originalidad y traumas para usarlo como una ventaja o una maldición: el Armagedón de la razón humana o la corona de flores. Y de ahí mismo surgieron todas las mentes científicas y literarias, que no dudaron en usarlo a su favor y convertirlo en su mayor valor, como Freud, Einstein, Kepler… García Márquez, Neruda, Aristóteles, Platón, Maurinho, Bielsa y aún menos. Todos ellos no vacilaron su decisión y yo etiqueto eso como la acción más importante que les otorgó el resultado con solo la mitad del camino, ya que con esa constancia se empieza mucho más adelante que un individuo cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s