Horas de Sueño

          La mayoría de los adolescentes necesitan entre ocho y nueve horas de sueño cada noche. Dormir la cantidad adecuada de horas es fundamental para cualquier persona que quiera hacer bien un examen o practicar algún deporte.

          Según constatan ciertos estudios; durante la adolescencia, el ritmo circadiano (ritmo biológico de la vida) de nuestro cuerpo experimenta un reajuste temporal, indicándoles a los jóvenes que se duerman y se despierten más tarde. Este cambio en el ritmo circadiano parece deberse al hecho de que la melatonina, una hormona del cerebro, se produce más tarde por la noche en los adolescentes en comparación con los niños y los adultos. Esto puede dificultar que los adolescentes concilien el sueño temprano por las noches.

          Estos cambios en el ritmo circadiano coinciden con una etapa en que los adolescentes están más ocupados de los estudios y asuntos de ese tipo, para la mayoría de los jóvenes, la presión de sacar buenas notas es mucho mayor que la que tenían durante la infancia y es más difícil aprobar sin estudiar muchas horas. Además los jóvenes también tienen otras ocupaciones que les llevan tiempo, como actividades extra programáticas, ocio, deportes, entre otros.

Consejos para dormir bien:

  1. Tomar un baño en agua caliente antes de dormir, estudios indican que  es una excelente manera de darte un momento para ti cada día.
  2. El sueño no debe de ser forzado, a lo que me refiero aquí es que no te quedes viendo el techo si no te llega, mejor párate y ponte a leer para que la vista se canse y venga la somnolencia.
  3. Evita la cafeína, chocolate, té o bebidas de cola antes de ir a dormir.
  4. Es recomendable no comer mucho en la cena, pues nuestro metabolismo continúa trabajando por la noche aunque nosotros estemos dormidos, y eso provoca disturbios a nuestro descanso.
  5. Relájate antes de dormir, crea un espacio personal de entre 5 y 15 minutos donde hagas algo que realmente te lleve a la serenidad y te desestrese para que te prepares a descansar por esta noche.
  6. Despeja tu mente, sin duda alguna por esta razón es que nadie en el mundo duerme bien, tendrás que empezar a despejar tu mente escribiendo los pendientes para el día de mañana, porque si te acuestan con ellos en mente, probablemente ni duermas.
  7. Adquiere una buena almohada, debe ser una con la que te sientas en posición natural y debe conservar la curvatura del cuerpo.
  8. Un colchón duro le hará un gran favor a tu espalda, no te vayas por el más suavecito, lo que de verdad ayudará a tu columna es un soporte suave pero suficiente para que el colchón no se deforme con tu peso.
  9. Haz ejercicio, cuando uno no quema las calorías extra que consume estas pueden alterar el horario de sueño.
  10. Duerme y despierta a la misma hora, sin duda el más sabio consejo ,crea una necesidad de dormir y levantarte a una hora determinada.

              Según han demostrado estudios, si el adolescente promedio no duerme lo suficiente, existe la posibilidad de que baje en un 10% su rendimiento académico, mientras que si se duerme lo suficiente, ese mismo 10% sube en el rendimiento. Se organizado con tus horas de sueño, debe formar parte de tu hábito de vida, como en el estudio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s